En su nuevo artículo publicado el 4 de mayo en la “Revista de Cinema”, Steve Solot, presidente del Latin American Training Center-LATC y director ejecutivo de la Red Brasileña de Film Commissions-REBRAFIC, comenta sobre el modelo de organización de las film commissions en México. Según Solot, el modelo mexicano tiene como objetivo proporcionar un marco legislativo para promover el desarrollo general de la industria cinematográfica y audiovisual. La nueva encuesta sobre la naturaleza y los formatos de las film commissions en México también ha inspirado un estudio similar a realizarse en Brasil por la REBRAFIC.

Un marco regulador para las film commissions en Brasil: la lección de México
Por Steve Solot

La Film Commission, denominación reconocida internacionalmente de una oficina de apoyo a la producción audiovisual, además de ofrecer servicios gratuitos de apoyo logístico y facilitación de permisos de rodaje de todos los tipos de contenido audiovisual, tiene como objetivos principales la atención eficiente a productores y la promoción de la ciudad o el Estado como destinos privilegiados para rodajes.

Actualmente, de acuerdo con los datos de la Red Brasileña de Film Commissions – REBRAFIC, hay 25 FC’s en las cinco regiones de Brasil, siendo nueve formalmente constituidas y dieciséis en proceso de implantación. Todas contribuyen para el desarrollo de la industria audiovisual y la generación de empleos.

Las principales asociaciones de productores de Brasil están representadas en la Junta Consultiva de la REBRAFIC. Son ellas: Brasil Audiovisual Independente–BRAVI, Sindicato Interestatal de la Industria Audiovisual–SICAV, Sindicato de la Industria Audiovisual del Estado de São Paulo–SIAESP, la Asociación Brasileña de Productores de Obras Audiovisuales–APRO, la Fundación de Cine de Río Grande del Sur–Fundacine y el Cinema do Brasil.

Sin embargo, el sector de film commissions aún no obtuvo un reconocimiento formal del gobierno de Brasil para su actividad y su papel en la industria audiovisual brasileña. De hecho, hubo iniciativas tímidas en la década pasada por parte de la Ancine y del Ministerio de Relaciones Exteriores para apoyar la actividad, y las oficinas de apoyo a producciones audiovisuales extranjeras en Brasil fueron incluidas en el “Plan de Directrices y Metas para el Audiovisual” de la Ancine de 2012-2013. No obstante, en la publicación de abril de 2017 del Informe de Cumplimiento de la Agenda Reguladora de la ANCINE 2015/2016, no hay ninguna referencia a la actividad.

El caso de las film commissions en México es relevante en el sentido de ofrecer una visión diferente. El Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) creó la primera Comisión Nacional de Filmaciones (Conafilm) del país hace 22 años y, desde entonces, se han creado y mantenido más de 30 film commissions estatales y municipales.

En este sentido, tanto en México, como en Brasil, independientemente si son estatales o municipales, y a pesar de los diversos enfoques de acuerdo al departamento a que pertenecen, como turismo, fomento, cultura y economía, el criterio fundamental para su funcionamiento es que sean organismos gubernamentales sin ánimo de lucro, cuyo objetivo central es fomentar el sector cinematográfico y audiovisual, mediante la atracción de inversiones nacionales y extranjeros, y la promoción de la infraestructura audiovisual. Además de eso, deben ser capaces de regular el uso de las vías y espacios públicos o, en su caso, coordinar y gestionar conjuntamente con las autoridades responsables, como la policía local, la red de control de tráfico, los bomberos, la defensa civil etc.

Para conocer la situación jurídica, institucional y financiera de las film commissions en México, la Comisión Mexicana de Filmaciones (Comefilm) hizo una encuesta con las 32 entidades federales, dejando visible la frágil situación de esas oficinas:

– En el país, operan 35 oficinas responsables del tema: una comisión nacional, 31 estatales y 3 locales (sólo 11 son film commissions);

– 62% están adscritas al sector de turismo, 14% a cultura, 7% a economía, y las demás a otros sectores;

– 24% de los Estados donde operan film commissions cuentan con una legislación que respalda sus actividades;

– 63% no cuentan con una dotación anual garantizada;

– La mayoría no tiene facultad para emitir permisos, reduciendo sus actividades a gestión y promoción;

– Más de la mitad no cuenta con incentivos para atraer inversiones.

Estos resultados de la encuesta fortalecieron la iniciativa de la Red Mexicana de Comisiones Fílmicas a buscar un marco jurídico, con el apoyo del IMCINE, que permita desarrollar ampliamente la promoción de la industria cinematográfica y audiovisual en el país. Como parte de su estrategia de mapeo de las film commissions en Brasil, la REBRAFIC pretende seguir el ejemplo del México con una investigación y mapeo de todas las FC’s brasileñas.

Al contrario de México, el sector de film commission en Brasil aún no cuenta con un compromiso de apoyo por parte del gobierno federal y no hay el reconocimiento de su papel en la industria audiovisual brasileña y de sus beneficios de desarrollo económico y generación de empleos para el país.

Mientras tanto, la REBRAFIC trabaja para asegurar un alto nivel de estandarización de sus film commissions en relación a su apoyo a los productores nacionales e internacionales. También representa a los asociados en ferias y mercados internacionales, además de eventos como el encuentro mundial de film commissions, el AFCI Locations Global Production & Finance Conference, que tuvo lugar entre los días 6 y 8 de abril, en Los Ángeles.

Publicado originalmente (en portugués) en: Revista de Cinema.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

¡Es gratuito y puedes cancelar la suscripción en cualquier momento!