En su nuevo artículo publicado el día 22 de diciembre por la “Revista de Cinema”, Steve Solot, presidente del Latin American Training Center-LATC y director ejecutivo de la Red Brasileña de Film Commissions-REBRAFIC, comentó los impactos de la piratería en el sector audiovisual y destacó como las film commissions pueden ayudar a combatirla.

“Cada nueva producción de película, serie de TV o publicidad estimula la creación de empleo, el desarrollo económico y la industria creativa en los lugares de rodaje, pero también exige inversiones de alto riesgo, sin garantía de éxito. Por eso, es esencial la protección de la propiedad intelectual subyacente a cada obra realizada”, resalta Solot.

Las film commissions y la protección de la propiedad intelectual
by Steve Solot

Las film commissions, denominación reconocida internacionalmente para definir las oficinas de apoyo a la producción audiovisual, son parte integrante de la industria audiovisual, ubicadas en el inicio de la cadena de producción de contenido audiovisual por ofrecer servicios de apoyo logístico a los productores, incluyendo la identificación de locaciones apropiadas y la facilitación de permisos de rodaje de todo tipo de contenido audiovisual.

Cada nueva producción de película, serie de TV o publicidad estimula la creación de empleo, el desarrollo económico y la industria creativa en los lugares de rodaje, pero también exige inversiones de alto riesgo, sin garantía de éxito. Por eso, es esencial la protección de la propiedad intelectual subyacente a cada obra realizada.

La propiedad intelectual y el uso creativo protegido por derechos de autor, que son la base de las obras audiovisuales, están amenazados por el uso no autorizado, o sea, la piratería, y los números de la piratería en Brasil son impresionantes:

  • Brasil deja de recaudar R$ 130 mil millones cada año con piratería, contrabando y comercio ilegal, según un estudio hecho por la Motion Picture Association (MPA) de Brasil;
  • Sólo con piratería de películas y series el país deja de recaudar todos los años aproximadamente R$ 720 millones en impuestos;
  • Son R$ 2 mil millones en pérdidas para la industria audiovisual y 58 mil puestos de trabajo que dejan de ser creados;
  • Los ingresos del mercado ilegal de piratería de películas y series llegan a R$ 3,6 mil millones, según el estudio de la MPA Brasil;
  • El estudio muestra que los principales sitios Web de piratería de películas y series tuvieron 1,7 mil millón de accesos de diciembre de 2015 a mayo de 2016;
  • Ese total es ocho veces mayor que el número de accesos a Netflix en el mismo período;
  • En el mercado de TV de pago, la estimativa de la Asociación Brasileña de TV de Pago (ABTA) es que 100 mil empleos están en riesgo debido a la piratería;
  • Brasil tiene hoy cerca de 4 millones de suscriptores ilegales de TV de pago, lo que genera una pérdida de ingresos para el sector de R$ 6 mil millones cada año.

El impacto negativo que la piratería tiene en la industria de creación de contenido va más allá de los ingresos perdidos. La piratería resulta en pérdida de capacidad de inversión, perjudicando a los productores en la creación de nuevos contenidos y rodajes “on-location”, que, por su vez, afectan directamente las film commissions.

¿Cómo las film commissions pueden apoyar la protección de la propiedad intelectual y el combate a la piratería de contenido audiovisual? Uno de los ejemplos más importantes de acciones contra la piratería tomadas por film commissions es el de la New Zealand Film Commission (NZFC). En octubre de 2015, la NZFC anunció “Directrices antipiratería para productores”, que establecen reglas rígidas para el uso de screeners (archivos destinados para prueba o promoción) con filigrana, y deben ser implementados en la postproducción de un largometraje financiado por la NZFC.

En Brasil, las film commissions pueden contribuir en el combate a la piratería de las siguientes maneras:

  • Apoyar la aprobación de proyectos de ley que permitan el bloqueo de sitios Web que difundan contenido pirata; 
  • Juntamente con los productores, apoyar las campañas de sensibilización de los consumidores y de la sociedad sobre los daños de la piratería;
  • Apoyar la nueva iniciativa del Ministerio de Cultura de Brasil, anunciado por el Ministro Sérgio Sá Leitão, en noviembre de 2017, para crear la Secretaría del Derecho de Autor, y un departamento específico en la Ancine – Agencia Nacional del Cine para el combate a la piratería de obras audiovisuales.

La REBRAFIC – Red Brasileña de Film Commissions confirma su apoyo total a las iniciativas para la protección de la propiedad intelectual como la base fundamental del contenido audiovisual, y se une a las entidades brasileñas en la sensibilización de la sociedad para el combate a la piratería con el objetivo de asegurar una industria audiovisual sostenible que contribuye al desarrollo económico y la creación de empleos.

Publicado originalmente (en portugués) en: Revista de Cinema.

Our Partners

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

¡Es gratuito y puedes cancelar la suscripción en cualquier momento!